Propuesta política sobre cómo actuar en la crisis de gobernabilidad


Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

APROBADO POR EL COMITÉ EJECUTIVO DEL PCA EL 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016

El análisis de los resultados de las elecciones gallegas y vascas tendrÁn que hacerlo nuestras federaciones del EPK y el PCG, en este momento solo algunas referencias respecto a lo que hemos teorizado estos meses en el PCE: cada vez es mas evidente que en estos momentos no es posible derrotar por asalto al régimen y se confirma que tenemos que pasar a una fase de consolidar posiciones para lo que será en una primera fase de guerra de posiciones, resistir la ofensiva de la derecha que intentara que el PP repita Gobierno, para poder pasar a una fase de asedio en la que poder derrotar al régimen.

Nosotras/os, en este momento, no competimos electoralmente con nadie, si entendemos que las elecciones son un instrumento para situar una foto fija de como esta la correlación de fuerzas, y no un objetivo en si mismo, lo importante es tener unos resultados que nos permitan consolidar una buena posición en cada comunidad.

En lo concreto, en Euskadi, se ocupa un espacio superior al de Euskadiko Eskerra en su tiempo, y claramente son los mejores resultados de la izquierda no independentista de la historia, sin embargo el resultado de EP es mas bajo de lo esperado, tenemos en este sentido que analizar la campaña realizada y el perfil político de EP, así como también que en una elecciones autonomías el referente nacionalista actúa mas que en unas generales.

En Galicia, el PP ha conseguido agrupar los votos de la derecha, lo que es un aviso para el futuro, mientras que En Marea se consolida frente a un PSOE a la deriva, sin embargo hay que ver como en las alcaldías mas significativas del Cambio han bajado.

Una cuestión significativa es ver como el proyecto reformista de C´s sale derrotado de estas elecciones y tienen dos caminos, entregarse al PP, bien sea conformando Gobierno si es posible, o tras unas nuevas elecciones en las que volvería a bajar, pero también puede buscar una ultima oportunidad de supervivencia, sacando al PP del Gobierno, pensando que esto le provocaría un derrumbe al poner sobre la mesa todos los casos de corrupción que le están carcomiendo.

Desde esta valoración es importante mantener nuestra estrategia de trabajar para que no se resuelva la crisis de gobernabilidad en clave Pacto de Estado, con un Gobierno del PP, por lo tanto, hay juego…ahora la clave, como decía, es trabajar para evitar que se cierre la crisis de régimen en favor del proyecto continuista, ya que el proyecto reformista de Margallo y Felipe VI está derrotado.

Para ello, la clave seguimos afirmando está en la necesidad de abrir un segundo frente, de esta manera junto al frente institucional, tenemos que abrir el frente social, el de la movilización, tenemos que ayudar a cerrar en el imaginario de cierta “izquierda” la idea que genero hegemonía tras el nacimiento de Podemos de que desde las instituciones se podía derribar al régimen, las elecciones gallegas y vascas deberían cerrar definitivamente esta idea, y consolidar la idea de que vamos una fase de lucha prolongada, en la que no podremos derribar al régimen por asalto, sino que tras un periodo de guerra de posiciones seamos capaces de asediar y ganar la batalla social y política al bloque dominante.

Cada vez es mas evidente que uno de los grandes aciertos en la definición de la linea política del PCE ha sido definir la fase actual de la crisis del régimen del 78 como crisis de gobernabilidad, entendida esta como la incapacidad del bloque dominante para resolver sus contradicciones y poder abrir un periodo que configure un nuevo marco social e institucional que permita abrir un nuevo ciclo histórico que le permita al bloque dominante mantener sus privilegios y ganancias, en lo que se ha denominado nueva transición.

Tal y como hemos planteado en alguna ocasión, para resolver la crisis de gobernabilidad se tienen que dar al menos dos condiciones, por una parte es evidente la necesidad de resolver la crisis de gobierno en favor de un pacto de estado entre las fuerzas del régimen, pero esto no es suficiente ya que necesita también la paz social que permita consolidad los cambios con el menor coste posible, es decir no hay segunda transición sin unos nuevos pactos de la Moncloa.

Desde esta análisis, ahora se trata de saber actuar en la coyuntura para incidir en las contradicciones del régimen y conseguir una salida de esta crisis de gobernabilidad en favor de la clase trabajadora y capas populares, para ello debemos tener claro como actuar tanto en relación con la crisis de gobierno así como también romper la paz social recuperando la capacidad de movilización evitando que el desanimo y la derrota nos ganen la batalla entre quienes sufren mas directamente la crisis.

Es una realidad que en  estos momentos la crisis de gobernabilidad en la que se manifiesta la crisis del régimen del 78, se esta centrando casi en exclusiva en el frente institucional, lo que puede provocar que de resolverse la crisis de gobierno con un acuerdo entre los distintos proyectos que existen en el seno del bloque dominante, las fuerzas de la burguesía puedan abrir sin mucho coste social, la fase de institucionalización de las reformas y recortes que se han llevado a cabo desde 2010, mediante nuevas reformas constitucionales, que contemplen la ley electoral, ley de “modernización” de la monarquía, nuevo código laboral, etc. de manera que por la puerta falsa se configuraría, en la practica, una nueva constitución que abriría un nuevo ciclo político en lo que podríamos llamar sarcásticamente régimen del 17.

Un elemento que señalamos en el encuentro de cuadros de agosto y tenemos que activar es analizar la situación de los llamados ayuntamientos del cambio para recuperar la iniciativa que les llevo a ser capaces de ilusionar a millones de personas en la posibilidad real de derrotar al bipartidismo.

En función de este análisis se presentan las siguientes TESIS con el objetivo de poner al PCE a la ofensiva política y social, empezando por situar a sus dirección ante la necesidad de cumplir con este reto.

Para poder desarrollar esta ofensiva se plantea actuar en dos sentidos.

I.- En relación con la crisis de gobierno debemos actuar para apurar las posibilidades que puedan existir para crear las condiciones que permitan expulsar al PP del Gobierno, actuando en cinco sentidos:

a)   Hacer ver a la ciudadanía que no es irremediable un Gobierno del PP, sino que existe la posibilidad de un gobierno alternativo con un programa de mínimos que recupere derechos civiles, laborales y sociales.

b)   Desde esta posibilidad real, tenemos que situar la responsabilidad en el PSOE y de forma especifica a Pedro Sanchez, para que realicen una propuesta concreta sobre los puntos programáticos sobre los que formar un gobierno en el sentido de los que Pedro Sanchez llama un tanto pretenciosamente de Regeneración Política y Cambio Social

c)    Trabajar en dirección a Podemos para que no se siga hablando de acuerdo entre Partidos mediante una negociación formal, ya que eso facilita el discurso de Pedro Sanchez de la necesidad de que UP y C´s se pongan de acuerdo, de forma previa a que el PSOE se plantee formular una propuesta, y poner el foco en este veto cruzado les permite no hablar de programa y culpar al resto de no poder presentar una propuesta que expulse del gobierno al PP.

d)   Activar terminales sociales para que presionen desde lo concreto y de forma publica para facilitar el acuerdo en torno a propuestas programáticas

e)   Insistir en que los sindicatos tienen que sumarse a la presión sobre todos los actores políticos para que sea posible el acuerdo que expulse al PP del Gobierno.

f)     Mantener y hacer visible el discurso de que por Unidos Podemos, al menos por IU, Rajoy no estaría ni un día mas en la Moncloa.

II.- En relación con la necesidad de evitar que se consolide la paz social que el bloque dominante necesita para conseguir sus objetivos, es necesario y urgente abrir un segundo frente, el del conflicto social, de manera que por una parte la multitud de conflictos que se están dando se referencien de una manera global en la responsabilidad de la Patronal, que trata por todos los medios que la mayoría social trabajadora siga pagando la salida de la crisis de una manera antisocial, patriarcal y autoritaria, y por otra parte hay que conseguir que se activen luchas que ahora están adormecidas, hay que señalar a quienes son responsables del paro, la pobreza energética, la bajada de la calidad de vida de millones de personas y por el foco en la Patronal, como representante del Capital.

Es evidente que cualquier propuesta en estos momentos esta condicionada por el calendario electoral, por lo que tendremos que adecuar la propuesta de trabajo a modo en como se resuelva la actual crisis de gobierno, en cualquier caso, es necesario que toda la actividad del Partido en los próximos tres meses ente centrada en preparar primero a la militancia comunista, para que sea parte activa en generar un clima de tensión social que impulse la creación de ese segundo frente del que hablamos de movilización social en defensa de una salida democrática, social de la actual crisis, es decir en la apertura de este segundo frente, esta tarea es valida tanto en cualquiera de las tres posibilidades que están abiertas en relación a la formación de gobierno o nuevas elecciones.

En el encuentro de cuadros del mes de agosto caracterizamos bien la situación y planteamos la necesidad de ligar la lucha en los centros de trabajo con una lucha en los barrios de la periferia, de manera que centremos nuestra acción en tres sectores, la juventud, el movimiento obrero y la mujer, desarrollando una campaña que abra ese segundo frente, en este sentido se plantea preparar un Plan para activar la conflictividad social mediante la confrontación básica entre capital y trabajo, desde la defensa de un trabajo y una vida digna, que nos permita recuperar un relato de la realidad que viven millones de personas que sufren paro, trabajo precario, bajos salarios, pobreza energética, recorte de derechos sociales y laborales y un largo etcétera, esta propuesta debe estar coordinada con la campaña de IU sobre la precariedad, de manera que ambas se complemente y repartan los papeles y espacios de actuación.

Como decimos, tenemos que ser conscientes de que la incertidumbre sobre la repetición de las elecciones dificulta hacer una previsión de campaña a medio plazo, con estos condicionantes, en estos momentos es posible plantear al menos los siguientes elementos sobre los que trabajar:

1.- Una campaña política que plantee la defensa del derecho a un trabajo y una vida digna, lo que integraría un mensaje especifico para los tres sectores sobre los que hemos priorizado nuestra acción política, y nos permite entroncar al Partido en la necesidad de tener un Proyecto de Nuevo Pais que ilusione a quienes hoy pueden estar asumiendo como irreversible que la crisis la sigamos pagando la mayoría social trabajadora.

2.- Seria necesario contar con un breve análisis de como afecta la actual situación económica y social sobre la juventud y la mujer, así como hacer una valoración de la actual perdida de calidad de vida de la clase trabajadora y capas populares con carácter general, planteando un pequeño programa de propuestas para sustentar la campaña, resaltando como paradigmático el papel de la eléctricas en la degradación de la calidad de vida.

3.- Desde esta base es posible plantear las siguientes lineas de actuación:

–       Asumir el calendario de las marchas como el marco temporal de nuestra campaña, analizando la necesidad de trabajar espacio de base sobre los que plantear acciones unitarias.

–       Actuación en las iniciativas ya planteadas en torno al 6 de octubre por los teleoperadoras/as, el 7 de octubre por el MDM y el 15-16 de octubre por las marchas de la dignidad y las plataformas contra el TTIP, se trata de empezar a crear el clima de que la crisis no solo no se ha cerrado, sino que tiene unas características especiales, para ello hay que relacionar estas acciones con la vida diaria de la gente, de manera que nos entiendan.

–       Realizar acciones simbólicas que sin ser de masas sirvan para visibilizar la situación de crisis y emergencia social que se vive, de manera especial en la juventud, la mujer y una parte importante de la clase obrera que sufren, el paro, bajos salarios y/o precariedad de todo tipo, estas acciones serian entre los meses de Noviembre y Diciembre, a desarrollar de forma prioritaria en los barrios de la periferia, por ejemplo la ocupación de Oficinas del INEM para referenciar la situación que viven los millones de personas que las visitan.

–       Diseñar una campaña para las redes sociales

–       Visibilizar los conflictos existentes, buscando su interrelación y sobre todo relacionarlos con una legislación con la que el PP ha puesto a la clase trabajadora a los pies de los caballos de la patronal.

–       Trabajar para terminar el año con una acción globalizada, en torno al 14-D que sin ser de masas sirva para marcar que el frente de la conflictividad social esta abierto y preparar su desarrollo en función de si se han repetido o no las elecciones.

Sobre estas propuestas la Comisión que tenemos constituida en el Partido debe concretar la campaña del Partido que se aprobara en el Comité Federal de Octubre, aunque algunas cuestiones como las del 6, 7 y el 15 de octubre y otras que puedan estar en marcha, no pueden esperar, y tenemos que afrontarlas desde hoy.

Es también necesario una reunión con la dirección de IU para coordinar las acciones del PCE y las de IU de una forma cooperativa.

Los encuentros de Agrupaciones de los meses de Octubre y Noviembre son el momento adecuado para tensionar al conjunto de la militancia, por lo que tenemos que dar a estos encuentros un carácter muy practico de manera que sirvan para ir desarrollando un plan de trabajo para todo el Partido que continue el impulso que han supuesto el encuentro de militantes y la Fiesta para complementarlo con la puesta en marcha de la Escuela Permanente y la consolidación de Nuestra Bandera.

Andalucía (Addenda al documento federal del PCA)

Las condiciones de explotación de la fuerza de trabajo y de los recursos naturales en Andalucía indican que la apuesta por un “nuevo modelo productivo” es un discurso vacío, meramente retórico, en boca de la presidenta del gobierno andaluz. La precariedad está progresivamente convirtiéndose en un elemento estructural, y no residual, en las condiciones de vida y de trabajo del pueblo trabajador andaluz. La especial inserción de Andalucía en la división europea del trabajo no solo no es criticada por el gobierno de Susana Díaz sino que se acentúa con sus políticas.

El enfoque de las políticas públicas en Andalucía tiene que abandonar los presupuestos neoliberales que el PSOE introdujo en los años 90, ahondándose en los últimos tiempos. Las políticas ajuste de la UE aplicadas por el gobierno de Rajoy sobre las distintas administraciones (autonómica, local) han sido obedecidas mansamente por Susana Díaz, apoyándose en la derecha de Ciudadanos. Cada vez es más evidente que la expulsión de IU del gobierno andaluz obedeció al peligro que para los intereses de la oligarquía representaba la posibilidad de una banca pública. Con la excusa de apoyarse en la derecha de Ciudadanos, Susana Díaz recupera la agenda neoliberal de Chaves y Griñán, camuflándola con un discurso populista y pretendidamente social y patriótico. La rebaja del impuesto de sociedades en Andalucía es un ejemplo muy representativo de este hecho.

La degradación de los servicios públicos en Andalucía es síntoma y consecuencia de esa agenda neoliberal que trata de esconder el conflicto. En salud y educación, banderas del gobierno, se suceden las movilizaciones en denuncia del empeoramiento de las condiciones de trabajo de los empleados y empleadas públicas y de la degradación del servicio público. Las movilizaciones a principios del curso deben tener continuidad en la denuncia de la aplicación de la LOMCE, el recorte de puestos con la excusa del bilingüismo o la demora en las sustituciones. En Salud, es necesario unir las luchas dispersas de carácter local o sectorial en una lucha en defensa de la calidad de la sanidad pública, en linea con la campaña emprendida en Málaga por nuestros compañeros de IU. La externalización de servicios públicos con apoyo logístico desde lo público, tiene en la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) un ejemplo sangrante cuya expresión son los conflictos en el 061, 112 y Salud Responde. A esto se suman las intenciones liberalizadoras y privatizadoras de la ley de servicios sociales, en un sector ya de por si precarizado mediante las “entidades colaboradoras” que ahora pasará a gestionarse progresivamente no solo por empresas locales del tercer sector sino directamente por grandes grupos como Eulen o Ilunion (ONCE). Finalmente, cabe señalar como la economía social y el cooperativismo ocupan un lugar cada vez más arrinconado por un gobierno que prefiere hablar y acordar con Isidro Fainé.

Pero especialmente preocupante resulta, en el encaje de Andalucía en España y Europa, la apuesta acrítica por un modelo turístico donde progresivamente los grandes grupos empresariales foraneos ocupan un mayor espacio en el acaparamiento de plusvalías. Denunciamos el discurso neoliberal de que si le va bien a los empresarios turísticos le va bien a nuestras ciudades. La precariedad en el turismo y la hostelería es un hecho cruel porque tras el discurso de la promoción turística se aloja la pobreza y la inseguridad de millones de trabajadores y trabajadoras ligadas a la hostelería y el turismo. Denunciar la falsedad de los discursos mediante la movilización y la organización de los trabajadores de estos sectores es tarea fundamental de los comunistas.

Este Comité Ejecutivo acuerda impulsar como linea estratégica el trabajo de los comunistas para tejer, para unir, los diversos conflictos que se están produciendo en Andalucía, como catalizador en la apertura de un segundo frente, el social, para la progresiva construcción del bloque social de carácter antineoliberal en la calle. Para ello, es fundamental que los cargos públicos comunistas atiendan y trabajen para ello, desde una perspectiva unitaria de las luchas, desde los conflictos locales y sectoriales a la denuncia de la UE o de acuerdos como el TTIP. En este sentido, el PCA realizará una ronda de contactos con movimientos sociales, sindicatos, partidos políticos y conflictos concretos para ir construyendo un bloque unitario de respuesta en la calle a las políticas neoliberales y por un modelo productivo para Andalucía bajo los supuestos programáticos establecidos en el manifiesto programa del PCA aprobado en el XI Congreso.

Es asimismo necesario, unir el frente político al frente económico. La crisis de gobernabilidad está provocando una crisis en el PSOE, pilar del régimen bipartidista, como expresión del conflicto entre  continuismo y regeneracionismo. En este debate, el pueblo trabajador andaluz debe rebelarse contra  el papel que la presidenta del gobierno andaluz está jugando. Andalucía es la comunidad que menos necesita un gobierno del PP en Madrid. El papel que Andalucía y sus instituciones debieran jugar es el de desalojar al PP del gobierno de España, mediante el diálogo con fuerza progresistas y rupturistas y, fundamentalmente, con el diálogo en pos de una España federal, no de una España centralista enemiga de las diversas expresiones de la plurinacionalidad de España.

CALENDARIO FEDERAL

 

·      26 de septiembre. Permanente del PCE

·      2 de octubre. Reunión de la comisión de organizacion cierra el calendario de encuentros de agrupaciones y trabaja en la parte organizativa campaña política

·      4 de octubre. Reunión de la comisión para la activación del Conflicto cierra la campaña del PCE en defensa de un trabajo y una vida dignas.

·      6 de octubre. Huelga de Teleoperadoras/es

·      7 de octubre. Encierros del MDM

·      10 de octubre. Permanente del PCE preparatorio del Comité Federal

·      15 de octubre. Movilizaciones sobre el TTIP, tenemos que llevar ya a estas movilizaciones nuestro perfil de que nos oponemos al TTIP en defensa de un trabajo y una vida digna

·      22 de octubre. Comité Federal termina de cerrar la campaña y la pone en marcha

·      MES DE OCTUBRE – HASTA 15 NOVIEMBRE – Encuentros de Agrupaciones

·      3-4 de noviembre. Acto de Presentación de la Escuela del PCE.

·      Octubre y noviembre actos de presentación del segundo numero de N. Bandera

·      NOVIEMBRE Y DICIEMBRE – Acciones en los barrios que desarrollen la campaña

·      Sobre el 14- Diciembre una acción de carácter estatal que simbolice esta primera fase de la campaña.

·      Antes de terminar el año, valorar la campaña y estudiar como pasar a una segunda fase en la que tenemos que sumar lo cuantitativo a lo cualitativo.

Este calendario debe completarse con el resto de actividades del Partido, y en el caso, nada descartable, de que se celebren nuevas elecciones