El Partido Comunista exige dimisiones en el Ministerio de Fomento ante la gestión del conflicto de la estiba


Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

El Comité Local del Partido Comunista de Andalucía en Algeciras ha manifestado la necesidad del cese o dimisión del Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna y del Director de Puertos del Estado, José Llorca, por la gestión que ambos están llevando a cabo para el cumplimiento de la sentencia de los tribunales europeos sobre el modelo de la estiba.

Todas las partes implicadas en la negociación, patronal y trabajadores, así como las fuerzas políticas, estamos convencidos que la única solución al presente conflicto pasa por la negociación y el acuerdo, menos el Partido Popular, con el Ministro De la Serna al frente; el cual ha rechazado la invitación a unirse a la mesa de diálogo. Para el Partido Comunista, esta postura de De la Serna, lo inhabilita para gestionar una solución al conflicto. Hay que recordar que el PP, ante el preaviso de ejercicio del derecho a la huelga anunciado por los representantes de los estibadores, se apresuraron a enviar a Algeciras, vehículos y unidades antidisturbios, medida a todas luces desproporcionada, y que es sintomática de la capacidad –nula- de diálogo con los trabajadores de la que hace gala el Partido Popular.

Al mismo tiempo los comunistas reclaman el cese del Presidente de Puertos del Estado, José Llorca, que prácticamente se alegró de la sentencia europea contra el sistema español de gestión de la estiba y que, siendo el encargado de defender nuestro sistema, declinó defenderlo ante el Tribunal de Luxemburgo, deviniendo así la sentencia firme, que ahora hay que cumplir.

El Partido Popular con De la Serna y Llorca se han propuesto acabar con un sector que funciona y que crea empleo estable y de calidad, justo lo contrario de lo que la reforma laboral está propiciando entre la clase trabajadora española, por ello es fundamental que el sector de la estiba resista este envite, para que sirva su lucha y unidad como revulsivo para que la clase trabajadora tome consciencia que los derechos conquistados hay que pelearlos, para que no sean arrebatados en beneficio de unos pocos.

El PP ya nos tiene acostumbrados a otros procesos de “liberalización” que al final siempre han acabado igual, con muchos trabajadores despedidos, los restantes con peores condiciones laborales y los ministros ejecutantes acaban después de unos años en los consejos de administración de las “empresas liberalizadas”. Para responder a estos procesos es esencial la unidad de los trabajadores afectados y la solidaridad del resto de la clase trabajadora y del pueblo, que finalmente se verá afectado de forma directa.

aaa